La Degeneración del Hombre Moderno

Desde cuando nuestra galaxia fue creada por un movimiento en espiral en el infinito espacio del océano del universo, y nuestro sistema solar comenzó  a formarse dentro de esta galaxia, un espacio de tiempo desconocido ha pasado.

EVOLUCION BIOLOGICA   Para que la tierra se desarrolle a una forma aproximada al presente, más de 4 mil millones de años han pasado. La vida biológica ha existido sobre nuestro planeta desde hace más de 3 mil millones de años y nuestra humanidad ha tenido su progresivo desarrollo a través de probablemente 20 millones de años. Aunque es incierto saber cómo los antecesores de las especies humanas vivían y se adaptaban a su medio ambiente, durante nuestro reciente desarrollo como homo sapiens, especialmente dentro del período histórico se ha registrado el surgir y la caída de 20 grandes civilizaciones. 

Durante estas constantes vicisitudes, nosotros, la humanidad, hemos experimentado  salud  y  enfermedades, caos  y  estabilidad,  guerra  y  paz, pobreza  y  prosperidad,  felicidad e infelicidad  como  si  fuéramos mecidos por  las  olas.  Nuestra actual  civilización  y  esta  edad  moderna  no  están  exentas  de  estas  fluctuaciones.

Nuestra moderna civilización  ha  estado ofreciendo  riqueza  material  y  conveniencias  tecnológicas  a  la  mayoría  de  la  población  mundial,  unida a  una  amplia  información  y  variedad  de  conocimientos.  En el presente, estamos asistiendo al  florecimiento  de  tales  beneficios: distribución mundial de alimentos para la sobre-vivencia  de  todos; transportes que  nos  permiten  estar en  lados  opuestos  del  globo  en  el  mismo  día; sistemas  de  comunicación  por  los  cuales  podemos  saber  instantáneamente  lo  que  pasa en  otros  continentes; programas religiosos  y  educativos  bien  organizados; control  universal   de  administración  gubernamental; un impresionante  grado  de  desarrollo  científico  y  tecnológico.  Ya  no  es  un  sueño  el  poder  llegar  a  colonizar  otros  planetas.  En  las  más  grandes  profundidades  del  océano,  hasta  el  confín  del  espacio  y  de  las  regiones  polares, nuestras exploraciones  están  penetrando  por  doquier.  Desde  el  microscópico  mundo de los átomos  y  de  las  partículas  pre atómicas, hasta el  macroscópico  mundo de  las  galaxias  y   constelaciones, nuestro  saber  se  está  expandiendo.  Pareciera  que  nos  aproximamos  a  la  realización  de  una  Edad  de oro.

Sin embargo,  cuando examinamos  a  nuestro  alrededor  más  cuidadosamente,  nos  encontramos  por  todos  lados  con  enfermedades  en  vez  de  salud,  caos  y  no-estabilidad, guerra  en  vez  de paz,  pobreza  y  no-prosperidad,  infelicidad  en  vez  de  felicidad.  Los  enormes  gastos  financieros  de  los  grandes  programas  gubernamentales  y  públicos  no  están  aplicados  al  desarrollo  creativo  del  potencial  humano,  sino  más  bien  simplemente,  a  las  medidas  defensivas  contra  varios  factores  negativos.  Estos  factores  negativos  de  la  civilización  moderna  son los  siguientes:

1.      INTERMINABLE EXPANSIÓN DEL SISTEMA  DEFENSIVO.

A  la  par  de  estar  gozando  del  comercio  e  intercambio  mundial  así  como  de  los  viajes por  todo  el globo,  cada  nación  está  constantemente  manufacturando  armas  y  reforzando  sus  fuerzas  defensivas  en  preparar  la  destrucción  de  otras  naciones.  El  poder  potencial  destructivo  que  poseen  las  naciones  modernas  puede  demoler  toda  la  Tierra  en  horas. –El ser humano demolerá lo que está sobre la superficie, que es la piel del planeta, pero, la tierra volverá a regenerarse como ya lo ha hacho otras veces. Al final la tierra, se comerá al ser humano, es un ser vivo…

2.       INTERMINABLE  EXPANSIÓN  DE  LA  ACTIVIDAD  MÉDICA.

Simultáneamente  con  la  realización  de  grandes  adelantos  en  la  investigación  médica  y  la  tecnología   de  la  salud,  vemos  a  más  gente  sufrir  enfermedades  físicas,  mentales  y  espirituales.  Muchos  grandes  hospitales  están  abarrotados  de  pacientes  y  numerosas  farmacias  en  cada  esquina  son  visitadas  de  la  mañana  a  la  noche  por  un  continuo torrente de  gente.

3.      INTERMINABLE  EXPANSIÓN  DEL  SISTEMA  DE  SEGUROS.

Mientras  creemos  que  hemos  conseguido  prolongar  la  vida  y  que  la  seguridad  social  esté  casi  consolidada,  varios  sistemas  de  seguros  se  están  desarrollando  para  encarar  enfermedades,  accidentes,  lesiones,  desempleo,   incendios,  robo,  pérdida  de  objetos  personales,  daño  a  la  propiedad  y  muerte,  así  como  muchas  otras  dificultades.  Literalmente hablando,  cada  persona  moderna  tiene  un  promedio  de  dos   o  tres  pólizas  de  seguros.  Esta  no  es  sino  una  manifestación  de  inestabilidad  de  las  condiciones  de  salud  física,  mental  y  social.

4.      INTERMINABLE  EXPANSIÓN  DEL  SISTEMA  POLICIAL  Y  JUDICIAL.

Mientras unos quieren  convencer   que  en  la  medida  que  prevalezca  la  educación  moderna,  decrecerá  la  violencia,  codicia,  egoísmo  y  crimen,  vemos  que  en  la  realidad  precisamos  un  poder  judicial  y  control  policial  cada  vez  más  fuerte  para  enfrentar  el  constante  aumento   de  conductas  y  pensamientos  indeseables.  El  crecimiento  de  esta  tendencia  de  violencia  y  desconfianza  se  está  expandiendo  por  doquier  y  hasta  en  nuestras  escuelas.  Los jóvenes cada vez son más violentos.

5.      INTERMINABLE CRECIMIENTO  DE  LA  DESCOMPOSICIÓN  DE  LA  FAMILIA.

Mientras  los  sistemas  de  comunicación  mundiales  se  desarrollan  en  la  sociedad  moderna,  el  entendimiento   entre  los  miembros  de  la  familia  se  vuelve  cada  vez  más  difícil.  Hace  solo  medio  siglo,  el  divorcio  o  la  separación  de  la  pareja  era  poco  común;  pero  en  este  tiempo,  la  mayoría  de  los  matrimonios,  8  de  cada  10  en  los  Estados Unidos, terminan  en  divorcio  o  separación.  Pronto  esto  se  convertirá  en  una  práctica  común  universal.  Es  más,  las  desavenencias  entre  padres  e  hijos  son  cosas  comunes  en  las  sociedades  modernas,  sin  cura  efectiva  a  la  vista.

6.      INTERMINABLE  DESORDEN  EN  LAS  PRÁCTICAS  SEXUALES.

Como  queda  de  manifiesto  en  el  incremento  de  los  divorcios  y  separaciones,  las  prácticas  sexuales  entre  hombre  y  mujer  están  perdiendo  terreno  en  su  relación  al  orden  natural.  Las  prácticas  homosexuales,  bisexuales  y  en  grupo,  están  aumentando  constantemente.  La  relación  entre  el  hombre  y  la  mujer  representa  la  unión  fundamental  de  la  sociedad,  y  lleva  en  ella  la  promesa  de  las  futuras  generaciones.  Cuando  pierde  su  orden  natural,  el  futuro  de  la  especie  humana  está  en  peligro.  Por  ejemplo  en  nuestro  país,  se  ha  legalizado  la unión  homosexual.

7.      INTERMINABLE  DECLINACIÓN   DEL  ESPÍRITU  TRADICIONAL.

Las  tradiciones  religiosas  que  han  inspirado  a  las  conciencias  de  los  hombres  por  muchas  centurias  han  declinado,  y  sus  establecimientos  han  perdido  su  atracción  para  la  gente.  Las  instituciones  escolares  y  educativas  que  en  el  pasado  han  guiado  a  la  gente  para  un  esclarecimiento  social,  han  perdido  su  influencia,  y  su  función  se  ha  convertido  en  meramente  informativa  y  dirigida  a  promover  la  competencia.  La  herencia  familiar  y  comunitaria,  que  cultivó  un  rico  y  valioso  espíritu  para  las  generaciones  futuras,  casi  ha  desaparecido.

En esta  mundial  y  próspera   sociedad,  la  mayoría  de  la  humanidad  moderna  está  llena  de  terror  y  ansiedad,  vagando  sin  rumbo, buscando  felicidad  y  realización. ¿Que  errores hemos cometido  en  el  proceso  de construcción  de  esta  moderna  civilización?

Lo  que  estamos  confrontando  es  la  degeneración  biológica,  psicológica  y  espiritual  de  la  humanidad  que  puede  llevarla  a  la  gradual extinción  del  homo  sapiens, aumentando  el  desorden  de  nuestro  estado  físico  y  mental,  o  a  su  desaparición  instantánea  por  la  destrucción  mundial  a  través  de  una  guerra  nuclear.  Todos  en  el  mundo  moderno  estamos  en  medio  de  un  biológico  Diluvio de Noé.  ¿Dónde  encontraremos  el  Arca  que  preserve  nuestras vidas?

En  el  antiguo, geológico Diluvio de Noé,  la  salvación  fue  la  construcción  de  un  arca, pero  en  esta  crisis  biológica presente,  la  solución  reside  en  nuestro  propio  estado  físico, mental y  espiritual.  Necesitamos  una  profunda  autorreflexión  para  descubrir  cuáles  son  nuestros  errores,  y  necesitamos  una  revolución  biológica  para  que  podamos  transformar  nuestras  enfermedades  en  salud. Ya  que  si  el  cuerpo  y  sus  planos  están  enfermos, esa  parte  sutil  que  ha  venido  a evolucionar, no  se percibe  en  su  plenitud,  podrá habitar el cuerpo y vivirá  quizás una  vida  muy  corta, o  tal vez   en estado  vegetal.  Pero,  vivirá  dormido.

Esto  no  puede  ser  cumplido  por  el  esfuerzo  gubernamental,  tampoco  es  la  misión  de  la  Iglesia  y  no  es  el  deber  de  la  escuela.  Esto  debe  ser  obtenido  por  nuestro  propio  esfuerzo  en  cambiar  la  calidad  de  nuestra  sangre  y  fluidos  corporales,  mejorando  cada  una  de  los  billones  de  células  de  nuestro  cuerpo  y  cerebro,  desarrollando  nuestra  salud física, claridad  mental  y  conciencia  espiritual.

Pienso  que  esta  labor  tenemos  que  hacerla juntos; La  medicina  tradicional, Terapeutas de la salud, unido a la  comprensión Filosófica  de grandes  Maestros que  ha  dado  la  Naturaleza.  Sólo  así  conseguiremos unir el  cuerpo  y  la  parte  espiritual, el  camino a la liberación  del  ser  humano. Pero  el  ser  humano  necesita que  se   le  forme, se  le  guíe y se  le  oriente.  Enseñarle  a  que  investigue en  las  profundidades  de  su  ser,  de  la  mano  de  quienes están  preparados  para  ello, que todo lo que aprendamos  lo pongamos en práctica en nuestra vida cotidiana.

Con esto, estamos alimentando y equilibrando el cuerpo y al alma del ser humano, que conforman la Unidad.

Esta  autorrealización  para  establecer  nuestro  estado  biológico,  psicológico  y  espiritual,  tiene  dos  bases:

1.      El  entendimiento  de qué es  el  Hombre,  qué  es  la  vida –nuestro origen, nuestro futuro– y como un  todo, el  entendimiento  del  orden  de  este  infinito  universo.

2.      La  aplicación  biológica,  psicológica,  espiritual  y  social  del  orden  del  universo,  comenzando  por  una  adecuada práctica dietética conformada  a  las  condiciones  del  medio ambiente.

Esta  revolución  es  la  forma  más  sencilla  y  efectiva.

A  través  de  ella  podremos  salir  del  actual  enorme  proceso de  degeneración; podremos  también  desviar  el  derrotero  general  de  la  civilización  moderna  en  una  más  sana  y  constructiva  dirección;  y  por  fin  podremos  abrir  puertas  a  un  nuevo  mundo,  la  era  de  la  humanidad,  con  salud  y  paz,  justicia  y  libertad,  hacia  una  ilimitada  felicidad  para  todos  los  hombres.

Cuando me forme en Nutrición Energética y Salud Natural, -año 1990-, de la mano del Maestro Michio Kushi, comprendí la responsabilidad que tenia: porque la MACROBIOTICA, es esto, no lo que nos venden por ahí…

PD: Sacado del libro “LA MACROBIOTICA” el camino universal de la salud y felicidad: Michio Kushi.   

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s